NOTAS DE INTERÉS

client.jpg

12 julio, 2019 EducaciónServicios

El piso pélvico localizado en la parte inferior de la pelvis desempeña funciones sexuales y de reproducción (parto), urogenitales (micción), digestivas (defecación). Las patologías que se relacionan a estas funciones involucran un área muy íntima de todas las personas e incluyen conceptos de autoestima y sexualidad.

Existen algunos tipos de cáncer que afectan la pelvis, como cáncer de próstata, ginecológicos (vulva, vagina, útero), colon, recto, estómago. En todos estos tipos de cáncer suele existir disfunciones de piso pélvico que afectan negativamente la calidad de vida y puede manifestarse en incontinencia urinaria, incontinencia fecal, dolor pélvico y lumbar, dolor en las relaciones sexuales, disfunción eréctil, prolapso anal, prolapso de vejiga, estreñimiento, linfedema y otros.

Para estos problemas existe el tratamiento de fisioterapia pélvica el cual es considerado el gold standard en tratamiento conservador para las disfunciones de piso pélvico. El Centro Oncológico Costarricense cuenta con un programa ampliamente disponible de fisioterapia como parte del equipo multidisciplinario en oncología. Esta fisioterapia especializada incluye tratamiento de electroterapia intracavitaria (electrodo en ano y vagina) neuromodulador del tibial posterior, terapia biofeedback, ejercicios terapéuticos la cual es realizada por especialistas en el área.

Si usted tiene un diagnóstico que afecta el suelo pélvico no lo dude y consulte en COC podemos ayudarle con ese problema que afecta su vida social, profesional, emocional y sexual.


20181009141638.pag4_.jpg

5 enero, 2019 Sin categoría

Karla Barquero kbarquero@larepublica.net | Miércoles 10 octubre, 2018

Nota Publicada en La República, Costa Rica

A partir de noviembre, el país contará con un centro médico que atienda de manera integral el cáncer, con los más modernos equipos de tecnología e incluso únicos en Centroamérica.

Se trata del Centro Oncológico Costarricense, una torre médica de cinco pisos que se edifica en la Uruca, cuyo distintivo será el uso de esa tecnología que permite focalizar los tumores y aplicar tratamientos precisos y exactos sin dañar otros órganos.

Por ejemplo, en cuanto a radiación, cuenta con Cybernife, un robot de radiocirugía que opera sin necesidad de anestesia, bisturí y no provoca dolores al paciente.

Para poder albergar esta máquina, el centro médico tuvo que construir un búnker o sótano tipo laberinto para evitar que la radiación se propague.

Este es el sexto equipo que se encuentra en Latinoamérica, también lo poseen en: Colombia, Chile, Venezuela y México (en este último hay dos).

El otro aparato es el PET-CT, el cual inyecta glucosa radiactiva que se distribuye en el cuerpo para señalar en qué parte se encuentra el cáncer y si hay metástasis.

El centro tendrá capacidad para atender a unos 1.200 pacientes al mes; dado que posee equipos únicos en la región se espera fortalecer el turismo médico.

La razón es que ofrecerá tratamientos de primer mundo que serán hasta un 50% más baratos de lo que cuesta viajar por ellos a Estados Unidos u otros países. Incluso ya posee contratos con aseguradoras y seguridad social de Nicaragua, El Salvador y Honduras para la realización de exámenes.

“Queremos que esta tecnología esté al alcance de toda la población costarricense y centroamericana, por eso tenemos asociaciones y convenios para que si el paciente no puede pagar busque esos precios especiales al costo, e inclusive algunos no pagarían”, ejemplificó Luis Fernando Chavarría, director del centro.

El centro requirió una inversión de unos $13 millones en infraestructura y equipo.

Además, representa una fuente de empleo directa para al menos unos 30 médicos especialistas.

Se espera que los servicios oncológicos estén a disposición en este centro a partir de la primera semana de diciembre.

Mientras que la inauguración se llevará a cabo el 15 de noviembre durante la Semana Oncológica, donde traerán nueve profesores de Estados Unidos a una actividad gratuita.

Sobre el centro

La torre médica se ubica en la Uruca y está conformada por cinco pisos.

Niveles:

  • Un sótano o búnker Cybernife
  • Primer PET-CT y el robot Intego
  • Segundo Consultorios médicos de oncología y de otras especialidades afines
  • Tercero Salas de quimioterapia y habitaciones de internamiento
  • Cuarto Sala de operaciones y recuperación
  • Quinto Auditorio para capacitaciones médicas

Servicios:

  • Consulta externa
  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Imágenes médicas
  • Laboratorio
  • Farmacia
  • Endoscopias
  • Cirugías
  • Patologías

Radioterapia1-1200x1201.png

7 agosto, 2018 Educación7

Era un viernes por la tarde en San Salvador hace más de 5 años, habíamos recién terminado una de las primeras radiocirugías o cirugía sin bisturí como le llamábamos con intención de facilitar la comprensión de los pacientes y de los familiares, el caso era un tumor cerebral en una área de muy difícil acceso y de riesgo para los instrumentos normales que utilizamos en quirófano. La paciente fue dada de alta una hora después de haber ingresado al centro habiendo terminado su tratamiento con radiocirugía. A mi sorpresa la paciente regreso el día sábado para ser tratada de nuevo y con cierta pena de parte mía y mucha incredibilidad de parte de ella tuve que explicarle que ya habíamos acabado, parecía una especie de tratamiento mágico el poder tratar un tumor cerebral sin necesidad de abrir el cráneo, sin anestesia, sin dolor, sin sangrado, sin los riesgos comunes a los cuales nos enfrentamos en quirófano y en una fracción del tiempo en el cual la paciente regresaba a cenar a su casa sin ningún síntoma. Reconozco que mi inexperiencia de aquel momento no me permitió explicar con mayor claridad que era radiocirugía y sus beneficios a la paciente, en mi defensa puedo mencionar que aún no deja de sorprenderme lo que somos capaces de lograr con el uso de esta tecnología, a pesar de los años y cientos de pacientes que han sido tratados no deja de estimular mi imaginación sobre los quirófanos del futuro ¿Cómo serán? Cuando cierro mis ojos los veo muy parecidos a lo que Costa Rica pronto tendrá, una sala de tratamiento con Cyberknife, el primer Centro de Radiocirugía Robótica de la región.

Los conceptos de radiocirugía podrían parecer como ya mencione, una especie de magia al comparar contra la cirugía tradicional, sin embargo en los tiempos modernos nos es fácil comprender cómo los avances tecnológicos han permitido no solo que sea posible sino también posicionar esta técnica en un lugar muy privilegiado en cuanto al tratamiento de cáncer se refiere.

La radiocirugía consiste en enfocar cientos de haces de radiación en lugares relativamente pequeños del cuerpo en donde existe enfermedad, se diferencia de la radiación convencional por la alta dosis de energía que deposita en el tejido enfermo y la poca radiación que recibe el tejido sano, es esta característica que hace que sea un proceso con pocas o nulas complicaciones y alta efectividad. En la disciplina que estudia los efectos de la radiación sobre los tumores sabemos que a mayor dosis de radiación mayor efectividad en la eliminación del tumor. Estas características necesarias para radiocirugía requieren sistemas de seguridad redundantes y de precisión mecánica y radiológica submilimétrica y nada se compara con el Cyberknife. El sistema de radiocirugía robótica permite tratar todas las regiones del cuerpo utilizando un rango de error y reproducción del movimiento por debajo de un milímetro. Cyberknife también posee “ojos” que le permiten rastrear el tumor mientras este está en movimiento, como puede ser un tumor en el pulmón mientras el paciente respira. Su capacidad de rastreo y su precisión lo hacen único en el mundo y es la razón principal porque los mejores centros de medicina y de cáncer del mundo cuentan con él.

La radiocirugía cerebral y de cuerpo completo es uno de los adelantos más grandes en la medicina oncológica (cáncer o tumores) en los últimos años, su alta efectividad en controlar la mayoría de tumores en el cuerpo le ha ganado un papel fundamental en el manejo avanzado del cáncer. La radiocirugía no solo es para tumores, sus usos son para otras enfermedades como malformaciones arteriovenosas, las cuales son marañas de vasos anormales que suelen sangrar en el cerebro, dolor de cara de tipo neuralgia del trigémino y otras aplicaciones en neurología.

Lo mejor de dos mundos: la radiocirugía como herramienta complementa perfectamente a la cirugía, como cirujano puedo tácitamente decir que: conocer los límites de la cirugía abierta y de la radiocirugía han representado un matrimonio perfecto para mejorar los resultados y la sobrevida de los pacientes que he tenido el orgullo de tratar. Lo mismo se puede decir sobre la radioterapia convencional u oncología, el tener conocimientos avanzados de radiocirugía permiten una mejora importante en cualquier disciplina que trate pacientes con cáncer. En pocas ocasiones una técnica suele ser suficiente para combatir efectivamente el cáncer, lo usual es que se requiera una combinación de todas y la llegada de Cyberknife a Costa Rica representa una ola fresca de esperanza no solo para el país, sino para la región entera.

Si tuviera que resumir el éxito del Centro de Radiocirugía Robótica próximamente a inaugurarse en San José, concluiría que es el equipo maravilloso de profesionales que ha logrado reunir, talento humano de varias disciplinas tales como física, arquitectura, robótica, ingeniería y por supuesto profesionales en la salud, doctores en los campos de radioterapia, oncología y neurocirugía que a lo largo de estos años de planificación y ejecución del proyecto se han unido para poder ofrecer la máxima seguridad y efectividad de los pacientes que pronto se beneficiarán por este proyecto. Para la región es una causa de unión, de crecimiento en conocimiento y en capacidades médicas. Poder resolver los problemas más complejos de la oncología sin que los pacientes tengan que viajar fuera de Costa Rica o de Centroamérica será uno de los impactos más inmediatos, sin embargo el más significativo será la accesibilidad y que cada vez podamos hacer estos tratamientos factibles a la mayoría de la población.

 

Dr. Eduardo Lovo.

Neurocirujano especialista en tumores cerebrales y radiocirugía.

Coordinador del Centro de Radiocirugía Robótica

San José, Costa Rica


Screen-Shot-2018-05-28-at-4.49.28-PM-1200x587.png

7 agosto, 2018 Educación0

En los últimos 30 años el Dr. Chavarria Estrada ha logrado consolidar un centro de imágenes de alta calidad que incluye todos los servicios requeridos en oncología para diagnóstico.  Recientemente se estableció una alianza con el grupo salvadoreño de radioterapia, el Centro Internacional de Cáncer, con amplia experiencia brindando este servicio en El Salvador y Centroamérica. Esta alianza abrió la posibilidad de instalar en el país un equipo de radioterapia con tecnología de punta, único en el país y el 5to en su tipo en Latinoamérica (CyberKnife). Esto motivó la idea de retomar nuevamente la creación del centro oncológico que tanto necesita Costa Rica.

La construcción del edificio se desarrollará en 3 etapas. La torre médica y oncológica se está edificando adyacente al edificio del centro de imágenes con el que quedará unido.

El área de radioterapia, donde estará ubicado el equipo de radiocirugía (como se le conoce también al Cyberknife) es subterráneo, con paredes de concreto de 1,5 m de grosor dispuestas en laberinto para protección radioactiva. Cuenta con espacio para la consola de control y con todas las medidas de seguridad internacionalmente establecidas. Hay un área de espera para unos 10 pacientes cómodamente sentados.

En la superficie la torre está formada por 5 pisos adicionales de 230 m2. En el primer piso se planea ubicar consulta externa con oficinas de médicos, laboratorio y farmacia, en los siguientes niveles: un auditorio para actividades académicas, cuartos de internamiento, además de salas de operaciones (proyectado para tener 1 o 2 salas), espacio para un criostato para biopsias intraoperatorias, recuperación y área para aplicación de quimioterapia. Aunque el centro está enfocado en brindar tratamientos oncológicos, contará con todas las especialidades de apoyo para poder así brindar un servicio integral al paciente oncológico.

El diagnóstico de cáncer tiene una gran carga emocional y psicológica, devastadoras para muchos pacientes y sus familias.  Genera una gran cantidad de temores, incertidumbres, frustraciones y ansiedad Queremos ayudar como institución a que este proceso sea llevado de la mejor forma posible y es una de las razones de ser de este proyecto. Nuestra meta es diferenciarnos a otras instituciones prestadoras de servicios médicos públicas y privadas.

Aún y cuando se está introduciendo una institución privada queremos que se consolide como el centro de cáncer del país que quede para las generaciones futuras y que realmente tenga un impacto positivo y tangible en la oncología de Costa Rica. Adicionalmente a lo que podríamos ofrecer nosotros, estamos considerando otras alternativas para lograr que los servicios de nuestra institución estén accesibles a la mayor cantidad posible de costarricenses. Algunas de éstas alternativas se describen a continuación:

 

  1. Establecer relación con la CCSS mediante la modalidad de venta de servicios de tal forma que la seguridad social, los pacientes y nuestra institución se sientan beneficiados. Esto pude ser en el área diagnóstica o terapéutica, idealmente ambas.
  2. Crear una sociedad sin fines de lucro que trabaje con diferentes sectores de la sociedad costarricense y hombro a hombro con el centro oncológico. Esta sociedad tendría como objetivo principal encontrar el soporte económico al proyecto de registro de tumores
  3. Lograr el apoyo de embajadas y organizaciones internacionales relacionadas con cáncer.

 

Aunque acciones sociales por parte de ésta organización son importantes y bienvenidas, los objetivos prioritarios serán los de lograr establecer a mediano plazo las tasas de sobrevida global, sobrevida libre de enfermedad, tasas de recurrencias, sitios de recurrencia, secuelas-calidad de vida física y emocional de los sobrevivientes y causas de muertes entre otros. Esto como una forma de medir la efectividad de los diferentes abordajes terapéuticos utilizados en el tratamiento del cáncer.

Es en base a ésta información diagnóstica que se podrán detectar las debilidades y definir que áreas deben fortalecerse, que permitan entonces reducir la mortalidad ocasionada por los cánceres más comunes en Costa Rica y a largo plazo reducir su incidencia/prevalencia.


Art2-1200x960.jpg

5 agosto, 2018 Educación0

Muy posiblemente cada una de las familias costarricenses en algún momento han sido directa o indirectamente afectadas por cáncer.

Contrario a lo que se podría pensar, con los impresionantes avances en la medicina que han logrado mitigar y en muchos casos eliminar enfermedades que por siglos afectaron al ser humano, el cáncer continúa en aumento.

 

De acuerdo a datos proporcionados por la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) en el 2012 se diagnosticaron 14.1 millones de casos nuevos de cáncer, de estos hubo 8 millones de muertes. Este número de muertes es superior a las ocasionadas por la tuberculosis, sida y parasitosis juntos.

Para el 2030 la IARC estima que el cáncer superará a la enfermedad cardiovascular como primera causa de muerte y habrá 21.7millones de personas diagnosticadas con un nuevo cáncer y 13 millones de muertes.

En Centroamérica se diagnosticaron 197,600 casos nuevos de cáncer y 110,700 fallecimientos en el 2012.

Costa Rica no escapa de esta alarmante realidad: el evidente envejecimiento de su población, cambios en la actividad económica del país con mayor sedentarismo y stress, cambios en los hábitos tales como la dieta, aumento en el consumo de tabaco y posiblemente acceso tardío a servicios de salud, son factores que nos hacen anticipar un aumento en la prevalencia, incidencia y mortalidad por cáncer.

Aunque aún no existen definiciones claras al respecto, se cree que la mayor porción de pacientes con cáncer es tratada por medio de la seguridad social, con muy poca participación en el ámbito privado. En ambos sectores los tratamientos se brindan en hospitales generales ya que no hay en el país instituciones o clínicas especializadas en la atención de pacientes con cáncer.

No existen programas de tamizajes bien estructurados, de fácil acceso y rápida respuesta, ni bases de datos que nos permitan medir nuestros resultados oncológicos en términos de tasas de sobrevidas y recurrencias. Carecemos también de programas nacionales que nos retroalimenten en cuanto a calidad de vida de sobrevivientes de cáncer.

En los últimos 20 años se han realizado varios intentos públicos y privados, todos fallidos, de construir un centro especializado en cáncer. Las razones están fuera del contexto de ésta presentación.

Conscientes de la necesidad que Costa Rica tiene de contar con una institución especializada en el tratamiento del cáncer, la sociedad Imágenes Médicas Dr. Chavarría Estrada tomó la decisión de hacer realidad el centro oncológico.

En esta ocasión el reto deseamos verlo como un proyecto-país, el cual, aunque liderado por una institución privada, involucra una gran consciencia social y queremos desarrollar los mecanismos o vías para hacerlo accesible a la mayor cantidad posible de costarricenses y centroamericanos.

El objetivo principal de la institución no es el meramente comercial sino también aquel de ayudar a mejorar la atención de nuestros pacientes oncológicos y colaborar a reducir la mortalidad inducida por cáncer en el mediano plazo y reducir su incidencia en el largo plazo. Que la institución quede para generaciones futuras y que se convierta en líder nacional y regional en la atención del cáncer.


Aquí nos encontramos

Centro Oncológico Costarricense 2018. Derecho reservados.